martes, 22 de marzo de 2011

Mi viaje a las raíces del atletismo africano

Mi estancia en Kenia ha sido una experiencia muy grata que nunca olvidaré y que creo que repetiré. Llegué a Nairobi el 25 de enero por la mañana. Con algo más de dos horas hasta la salida del vuelo con destino a Eldoret, me dispuse a comprar un billete que me diera asiento en el mismo. Me sorprendió rápidamente la amabilidad con la que me atendieron en el despacho de información del aeropuerto. Por un momento pensé que hasta era un poco sospechosa, pero con el tiempo me he dado cuenta de que ha sido una constante en la actitud de los kenianos durante todo mi periplo por estas tierras.
SIGUE EL ARTÍCULO AQUÍ

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.